sábado 16/10/21

¿Cómo ponerte bien la mascarilla?: 5 consejos útiles para protegerte

Consejos para ponerse la mascarilla: Un uso incorrecto de las mascarillas provoca un mayor riesgo de contagio del virus
¿Cómo ponerte bien la mascarilla?: 5 consejos útiles para protegerte
¿Cómo ponerte bien la mascarilla?: 5 consejos útiles para protegerte

¿Cómo ponerse bien la mascarilla? La mascarilla es de uso obligatorio en todos los ciudadanos desde el mes de marzo de 2020.

Ni la mejor mascarilla del mundo puede prevenir el virus, pero sí existe una forma de emplear cualquier tipo de mascarilla, desde la mascarilla quirúrgica hasta la mascarilla filtrante, para evitar una mayor exposición al contagio.

 

Existen una serie de pautas y consejos para usar la mascarilla correctamente que debemos valorar cada día a la hora de emplearla.

 

Usar mal las mascarillas aumenta el riesgo de contagio, incluso la parte exterior de la propia mascarilla está considerada como un vehículo de transmisión, perfecto para el auto contagio.

La mayoría de los errores son inconscientes y, a veces, hasta irrelevantes. Ponerte la mascarilla sin cubrir la nariz o sin lavarte las manos es una de las peores acciones que puedes cometer, aunque salgas completamente protegido a la calle. 

 

¿Cómo no usar la mascarilla?

Cierto es que el uso obligatorio de la mascarilla ha pillado a la mayoría de los ciudadanos un tanto desorientados.

En pocos meses, toda la gran variedad de mascarillas del mercado llegó a toda la población de manera forzada, con un montón de dudas acerca de los usos, los materiales y momento de uso.

Debido al desconocimiento y la falta de información, las mascarillas comenzaron a usarse en entornos inadecuados y de forma irresponsable.

Las mascarillas quirúrgicas inundaron el mercado y las mascarillas homologadas comenzaron a destacar. Pero, ¿cómo escoger la mascarilla adecuada? ¿Qué puedo hacer y qué no puedo hacer con mascarilla?

Estos son algunos de los errores más habituales que no debes cometer a la hora de ponerte una mascarilla:

  1. No lavarte las manos antes de cogerla y colocarla
  2. Ajustarla incorrectamente. Siempre debe cubrir la boca, la nariz y la barbilla
  3. Tocarla mientras la llevas puesta
  4. Usarla más de tiempo recomendado, normalmente, más de cuatro horas. No debes reutilizarlas salvo que seas las mascarillas reutilizables
  5. Quitarla mal. Debes retirarla por la parte de atrás, nunca tocando la parte frontal y externa de la mascarilla.
  6. Desecharla de forma imprudente. Siempre debes tirarla en un cubo cerrado y lavarte las manos con agua y jabón o con gel hidroalcohólico.

Tras esto, es necesario conocer cuáles son las formas adecuadas de poner y quitar la mascarilla, siempre manteniendo unas medidas de seguridad y prevención necesarias para evitar el contagio. 

 

5 consejos útiles para ponerte la mascarilla

Para colocar una mascarilla adecuadamente, debes de seguir estos consejos que te ayudarán a protegerte. Además, podrás enseñarlo a aquellos que cometan los mismos errores para evitar rebajar la exposición al contagio.

Entonces, ¿Cómo se coloca una mascarilla?:

  1. Antes de colocarla, debes lavar tus manos durante, al menos, 40 o 60 segundos.
  2. Cuando vayas a colocarla, debes sujetarla únicamente por las gomas incorporadas.
  3. Una vez la acerque al rostro, asegúrate de que cubres la nariz, la boca y el mentón. Revisa que no queden espacios entre la cara y la mascarilla.
  4. Pon las bandas elásticas perfectamente ajustadas a tus orejas. Pellizca la pinza nasal para terminar de ajustarla por completo.
  5. Evita tocar la parte exterior de la mascarilla. Retira tocando las bandas elásticas y deséchala en una bolsa de plástico cerrada en la basura y lava tus manos posteriormente. 

Relacionado con las mascarillas desechables, es decir, las mascarillas quirúrgicas, mascarillas higiénicas y algunas EPI, otro de los errores cometidos más habituales es el de llevarlas todo el día puestas, cuando la duración suele ser de 4 horas, pero puede variar en función del fabricante.

Es aconsejable retirar la mascarilla desechable tras el paso del tiempo recomendado porque las cualidades de protección disminuyen considerablemente. 

En caso de que la mascarilla desechable esté mojada, rota o dañada, debes quitártela y sustituirla por otra que esté en perfectas condiciones. Toda precaución es poca en lo relacionado al virus. 

 

Si deseas descansar de su uso en un ambiente seguro y en el que puedas hacerlo, se recomienda no moverla hacia la frente, la barbilla o colocarla en el codo. Estas son zonas expuestas que pueden hacer que las partículas se adhieran y, cuando la vuelvas a poner, estés expuesto a ellas.

Para retirarla de forma segura, es necesario contar con un accesorio para mascarillas de lo más útil, las cajas porta mascarillas. En ellas podrás colocar las mascarillas cuando no las uses, protegiéndolas debidamente de agentes externos.

 

Limpiar y usar una mascarilla para protegerte

Las mascarillas desechables no se pueden lavar, sólo podrás emplearlas una vez y durante cuatro horas. Esto puede afectar al medio ambiente, además de tu bolsillo.

Las mascarillas higiénicas no tienen un precio desorbitado, pero sí que es cierto que las mascarillas reutilizables, como las mascarillas de tela, ofrecen una protección similar si están homologadas y son mucho más baratas a largo plazo.

Para limpiar y cuidar las mascarillas reutilizables, sólo debes seguir las instrucciones de lavado y desinfección que cada fabricante refleja en el etiquetado. Es fundamental no omitir esta información, sólo así la mascarilla mantendrá su efectividad en todos los usos.

Mascarillas homologadas

Muchas mascarillas reutilizables y que son lavables, emplean filtros para mascarillas. En caso de que emplees una, lo primero es retirar el filtro y desecharlo. Mientras tanto, puedes lavar la mascarilla de tela con detergente y a más de 60º.

Estos datos suelen variar en función del fabricante, pero es importante saber que tienes que desinfectarla antes de volver a usarla. 

Es importante que compres mascarillas de tela homologadas para cerciorarte de que la mascarilla cumple su función y tiene una eficacia real contra el virus. 

 

¿Qué mascarilla puedo usar?

Las mascarillas funcionan de forma distinta aunque todas intenten combatir el contagio. Para ello, es importante saber cómo te encuentras y en qué entornos te mueves día a día.

Mascarillas quirúrgicas

  • Están recomendadas para personas sanas y para personas enfermas
  • Evitan contagiar.
  • No protegen a quien la lleva puesta
  • Dura entre 4 y 8 horas, en función del número de capas.

 

Mascarillas de tela

  • Están recomendadas para personas sanas
  • Evitan contagiar
  • No protegen a quien la lleva puesta
  • Aguantan sobre 25 lavados 
  • Se pueden usar durante máximo 8 horas.

 

Mascarillas FFP2/FFP3

  • Recomendadas para personas sanas y enfermas
  • Evitan contagiar y contagiarse
  • Protegen a quien la lleva puesta
  • Aguantan 8 horas o más, en función del fabricante.

 

Mascarillas de tela homologadas: Dónde comprarlas personalizadas

 

Formas de ponerte la mascarilla

Sólo hay una forma de ponerte la mascarilla. La gran mayoría de las personas opta por pasar las gomas situadas en cada extremo de la mascarilla por detrás de cada oreja. 

Sí que es cierto que, alguna que otra parte de la población, ha decidido usar las mascarillas en forma de X. 

Se trata de cruzar las gomas de la mascarilla antes de colocarlas en las respectivas orejas. Ponerte la mascarilla de esta forma provoca que se abran dos huecos laterales, de forma que sale y mucho aire sin filtrar.

mascarillas niños

Las mascarillas quirúrgicas están pensadas para proteger de dentro hacia afuera. Esto se debe a su habitual diseño de triple capa: 

  • Capa exterior: Capa repelente de fluidos
  • Capa central: fabricada de celulosa y algo más compacta, es una barrera con un pequeño filtro para las bacterias y los virus.
  • Capa interna: es la que absorbe las sustancias.

Por tanto, la forma correcta de colocarla es: la parte coloreada o de color azul o verde, se coloca mirando hacia el exterior, y la blanca hacia el interior. 

 

¿Puedo ponerme dos mascarillas?

Con intención de minimizar, todavía más el riesgo, es habitual encontrar a gente que emplea dos mascarillas antivirus para protegerse del contagio.

¿Esto es eficaz? ¿Sirve de algo? Lo que está claro es que, por más que pongas una sobre otra, nunca se va a convertir en una mascarilla EPI, o filtrante, FFP2 o FFP3. 

Sí serán dos mascarillas, pero el efecto barrera continuará siendo el mismo, siempre de dentro hacia afuera. Evitarán todavía más la expulsión de microorganismos y bacterias al exterior, pero carecen de filtro suficiente como para evitar la absorción de virus y organismos del exterior.

Es fundamental conocer que no existe ningún análisis técnico ni conocimiento que justifique usar dos mascarillas quirúrgicas, una encima de la otra, como método de prevención. Lo mismo ocurre con emplear una al derecho y, la otra, al revés justo encima. 

Las mascarillas quirúrgicas carecen de filtro de protección de fuera hacia dentro, por tanto, es imposible que cumpla esa función que os propios bulos le han otorgado. 

De todas formas, las mascarillas FFP2 y FFP3 no se pueden emplear más de cinco días. Por eso, sí puedes colocar una mascarilla quirúrgica encima de una mascarilla EPI. De esta forma, se puede alargar la vida útil de las mascarillas filtrantes y protegerlas de agentes externos mucho más tiempo. 

¿Cómo ponerte bien la mascarilla?: 5 consejos útiles para protegerte
Comentarios